Teñir con barros

Al ser 100% naturales, están compuestas por extractos de plantas, maderas, flores, algas y tierra. Los activos botánicos básicos son arcillas, minerales, hojas de henna, hojas de soja, linaza, cáscara de nuez, hojas de índigo, tomillo, abedul y té.

En los tintes clásicos el compuesto habitual es el amoniaco, que se usa para abrir la cutícula y ayudar a que el pigmento penetre y provoque la oxidación. También se pueden encontrar en estos tintes el peróxido de hidrógeno, que aclara; el resorcinol, que ayuda a conseguir tonos claros; el tolueno, un colorante clásico o algunos conservantes como los parabenos o el fenoxietanol, que pueden liberar formaldehido.

One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *